.:: Situación
.:: Naturaleza
.:: Historia
 
 
 


PRESA ROMANA "PARED DE LOS MOROS"


A una distancia aproximada de dos kms. del pueblo, se encuentra la presa denominada "La pared de los moros", nombre que posiblemente recibiera de los primeros pobladores cristianos tras la reconquista de estas tierras a los musulmanes, a comienzo del siglo XII.

No obstante a su nombre, esta estructura, forma parte de una serie de obras de regulación en la cuenca del río Aguasvivas en el que desemboca, realizadas por los romanos, destacando la presa de Almonacid de la Cuba del siglo I, así como otras menores como: la presa del Hocino (Blesa), la presa de Moneva (localizada cerca de la actual) etc.

Se emplaza en el arroyo Reguero Farlan, afluente derecho del Aguasvivas, cerca del límite de los términos de Muniesa y Plou, circunstancia que puede indicar un origen muy antiguo, debido a los ancestrales poblamientos cercanos a este lugar.

La presa formaba inicialmente un embalse de unos 150.000 metros cúbicos de capacidad; en la actualidad, como puede observarse en la fotografía tiene un gran boquete en su sector central, en coincidencia con la zona mas profunda de la cerrada.

No quedan practicamente restos de depositos o rellenos en la zona del embalse, que han debido ser arrastrados por las aguas a partir de la rotura de la presa. En la eliminacion de estos restos y sedimentos, en particular los mas finos, han debido colaborar tanto las extracciones realizadas por los vecinos del pueblo para obtener material para la construcción (arena y piedras de las paredes), como tambien un alfar (tejería), situado en el antiguo embalse muy cerca de la presa, del que se conservan la balsa de decantación y preparación de materiales (parcialmente aterrada) y las ruinas de un horno. Esta instalación ha estado en funcionamiento hasta fechas recientes.

"La estructura es de planta irregular, adaptada a la topografía del valle y a la disposición del afloramiento de calizas jurásicas en el que se apoya. Tiene casi ocho metros y medio de altura máxima y una longitud en coronación del orden de los setenta metros."

"Por su tipología la obra es de época romana (posiblemente de principios del siglo II): un único muro de casi tres metros de espesor, que está constituido por dos paramentos de mampostería recibida con mortero de cal y un núcleo de calicanto. Los paramentos (de 1,10 metros de anchura cada uno) están construidos con mampuestos de caliza de la zona, ligeramente trabajados, que se disponen en dos paños; los de la parte exterior se ordenan segun hiladas muy continuas (opus vittatum) aunque desiguales y de aparejo poco cuidado. El calicanto del núcleo (opus caementicium) alcanza los 70 centímetros de espesor."

"La presa tiene una toma en cada margen, constituidas en ambos casos por sistemas de torre y galería. Las torres se adosaban aguas arriba al nucleo de calicanto de la estructura y debían estar construidas con muros de sillería (hoy desaparecidos, seguramente reutilizados en la construcción de otros obras), pues en el calicanto se conservan huellas de los sillares. En la parte baja de cada torre se inician las galerías (de sección rectangular rematada en arco de medio punto), que se prolongan aguas abajo de la presa:
La de la margen izquierda (trazada a más de tres metros sobre el cauce) conserva su estructura a lo largo de unos cinco metros y esta parcialmente aterrada; la otra galeria, situada casi tres metros por encima de la anterior, se ha perdido en algunos sectores y en otros solo se mantienen los hastiales."

Restos de ambas conducciones se pueden observar hacia aguas abajo a lo largo del afloramiento de calizas que forma la cerrada, donde hay tramos excavados en la roca; al entrar en tierras menos consistentes, se pierden definitivamente.

Las aguas de este embalse pudieron utilizarse para suministrar el abastecimiento de un poblamiento o alguna villa (villae romana), de los que no quedan referencias; tambien se pudieron aplicar al regadío de algunas tierras que hoy pertenecen al termino de Muniesa.

Bibliografía: La presa de Almonacid de la Cuba. Del mundo romano a la Ilustración en la cuenca del rio Aguasvivas. Miguel Arenillas Parra y otros. Confederacion Hidrografica del Ebro.